Microsoft ha anunciado hoy una alianza con la compañía Parallels Desktop para llevar Windows 11 a los ordenadores Mac de Apple, desde los MacBook a los Mac Mini y el resto. Eso sí, deberán tener el procesador Apple M1 o M2

La posibilidad de instalar Windows 11 en un Mac no es nueva. De hecho la propia Parallels Desktop lo ofrece desde hace tiempo. Para ello se utiliza una máquina virtual. Un software que hace creer a Windows que está funcionando en un PC, en vez de en un Mac.

La virtualización exige bastante potencia para ser rápida, por eso hasta ahora solo tenía algún sentido en ordenadores Mac muy potentes. Pero con la llegada de los procesadores Apple M1 y M2, hasta los portátiles MacBook ya están capacitados para usar Windows 11 mediante virtualización, con una máquina virtual.

Así funciona Windows 11 en un ordenador Mac de Apple
Como decimos, Parallels Desktop ya ofrece la instalación de Windows 11 en ordenadores Mac mediante virtualización, pero de forma no oficial.

El acuerdo con Microsoft que oficializa esta técnica, va a permitir que los usuarios puedan usar Windows 11 en un Mac con un simple clic. Microsoft va a ayudar a mejorar la compatibilidad, y ofrecerá licencias de Windows 11 a través de Parallels Desktop, para quien las necesite.