En los últimos meses, Sam Altman, el creador de ChatGPT o DALL·E 2, se ha convertido en la cara más reconocida y el personaje del mundo de la IA del que todos quieren saber.

Y es que, la inteligencia artificial, antes considerada material de ciencia ficción, se ha generalizado en los últimos años con grandes chatbots y herramientas que cada día salen a la luz. Por supuesto, no todo queda aquí y la inteligencia artificial también está impulsando la innovación tecnológica con nuevos algoritmos, robots autónomos y aplicaciones de software.

Sin embargo, hay una empresa con nombre OpenAI que ha captado todo el protagonismo junto con dos grandes herramientas: ChatGPT y DALL·E 2. Esto ha provocado un mayor interés por la IA entre los aficionados y no aficionados a la tecnología debido a estas novedades.

Por un lado tenemos a DALL·E y su versión mejorada DALL·E 2, que puede transformar las descripciones de texto que te imagines en una imagen generada por IA en cuestión de segundos, y ChatGPT, un chatbot de IA que puede responder a las preguntas de los usuarios con una humanidad casi espeluznante.

  • OpenAI, la empresa que ahora protagoniza la figura de Sam Altman y no la de Elon Musk
  • Sam Altman, el nuevo gurú de la inteligencia artificial
  • Existen otros proyectos de IA pero no han generado tanto entusiasmo
  • El escepticismo de algunos inversores ante la figura de Sam Altman
  • El futuro de la inteligencia artificial según su cofundador